Prediciendo el futuro

2761861364_9e220405b8_z

No, no voy a hablar de astrología, lectura de cartas o frases motivadoras como «la mejor forma de predecir es futuro es inventarlo», sino de otro método de adivinación mucho más fiable que nunca falla.

En la película del «El Golpe» con Paul Newman y Robert Redford, éstos interpretan a unos timadores que tratan de engañar a un mafioso para dar el golpe de sus vidas y además vengar la memoria de un amigo asesinado por ese mafioso.

La trama se desarrolla en los años de la Gran Depresión norteamericana donde las carreras de caballos se celebraban transmitiendo el resultado y la evolución de las mismas a las distintas casas de apuestas mediante telégrafo. En dichas casas había un locutor que «radiaba» la carrera como si realmente estuviese ocurriendo en ese momento cuando la realidad es que hacía unos minutos que ya había acabado.

El golpe que traman consiste en hacer creer al mafioso que tienen un contacto que retiene durante 5 minutos la transmisión del resultado de una carrera mientras que por teléfono se lo comunica a nuestros protagonistas de forma inmediata. Así pues se tienen 5 minutos para hacer una apuesta sobre seguro pues tú sí que conoces el resultado pero la casa de apuestas no, puesto que aún no se lo han comunicado.

Esta es la forma de adivinar el futuro a la que me refiero: interpretar rápidamente el presente. En realidad no es que estés adivinando el futuro sino que el resto de personas viven en el pasado y no se enterarán hasta algún tiempo después después.

Básicamente es como cuando en la retransmisión de un partido el que tiene la radio grita «¡Gol!» unos segundos antes que se vea en la tele la pelota entrar en la portería. O como el que regresaba hace unos años de los grandes centros tecnológicos y nos contaba como iba a ser el futuro. En realidad estaba contando como era el presente allí.

En definitiva se trata de coger un canal de información que tenga alguna ineficiencia y aprovecharla en tu favor. Dependiendo del negocio el poder «adivinar el futuro» con meses, días u horas de adelanto puede darte LA ventaja sobre el resto de tus competidores.

Se dan casos que ese adelanto es incluso de milisegundos. Por ejemplo, existe un proyecto de un cable submarino que interconecta Londres con Japón a través del Artico. Esta ruta ahorra unos cientos de kilómetros en la lo longitud del cable (en un mapa plano no ve que ese camino sea el más corto, pero La Tierra no es plana sino redonda y en un globo terrestre sí que se ve que esa distancia es más corta). Pues bien, esos kilómetros de menos hacen que la señal de luz que circula por el cable llegue 62 milisegundos antes, por lo que los ordenadores que envíen datos por allí a la bolsa de Londres estarán recibiendo información 62 milisegundos antes que el resto, y eso para un ordenador es mucho tiempo. En definitiva los ordenadores de Japón que envíen los datos por el canal tradicional vivirán 62 milisegundos en el pasado.

Si, ya se que tu no eres un broker y que no haces HFT sino que tienes un negocio. Pero la pregunta que quiero hacerte es ¿cuantos meses vives en el pasado respecto a tu negocio? ¿cuanto tiempo tardas en darte cuenta que un producto o una categoría ya no se vende como antes? ¿cuanto tardas en darte cuenta que el número de clientes que vienen a comprar es distinto? ¿y en darte cuenta que el número de productos cada vez que compran es distinto?

Conocer esto te dará una gran ventaja competitiva, te lo aseguro.

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies